Revolución Mexicana: antecedentes, causas y desarrollo

Revolución Mexicana: antecedentes, causas y desarrollo

El gran movimiento armado que comenzó en el año 1910 y que se conoce como revolución mexicana estuvo liderado por Francisco Madero y se considera uno de los grandes levantamientos  armados del siglo XX.

Carente de una ideología clara, al contrario de lo que ocurrió en la revolución francesa, lee este artículo sobre ella y descúbrela,  o en la rusa, de la que puedes tener toda la información aquí, la que nos ocupa estuvo caracterizada por una diversidad de líderes de cuño socialista, anarquista, popular, liberar y en pro de la reforma agraria.

Antecedentes de la revolución en México

La revuelta que se inició el 20 de noviembre de 1910 fue el resultado de una serie de reivindicaciones que buscaba garantizar aquellos derechos que habían sido usurpados a la población y principalmente la devolución de las tierras que el gobierno había expropiado a los campesinos e indígenas.

No hay que olvidar que el levantamiento militar de Porfirio Díaz, que en 1876 derrocó al gobierno liberal de Sebastián Tejada, supuso el reforzamiento de la propiedad agraria y el despojamiento de sus tierras a los campesinos. Así, los pequeños propietarios fueron prácticamente eliminados.

Revolución Mexicana 1

Causas de una revuelta que perseguía la devolución de la tierra a campesinos e indígenas

El análisis de qué es la revolución mexicana pasa por detenernos en  sus causas principales, vinculadas a la explotación capitalista y a las desigualdadessociales que de ella se derivan. En efecto, el control de la producción agrícola estaba en manos de la “aristocracia rural”, pues las mejores tierras del país pertenecían a un privilegiado 3%.

Por si esto fuera poco, el capital extranjero se encargaba de explotar minas y puertos y de extraer el petróleo. Tan injusta situación se vio agravada al intensificar Porfirio la explotación sobre la población más desfavorecida, abriendo el país al mencionado capital extranjero y provocando así el descontento entre las élites nacionales que le prestaban su apoyo.

Causas Económicas

El de Porfirio Díaz fue un gobierno capitalista que se encargó de otorgar todos los privilegios a las clases altas, de modo que mientras que los ricos amasaban cada vez más riquezas, los pobres observaban cómo cada vez tenían menos recursos para alimentar a sus ya de por sí necesitadas familias.

El hecho de que fueran despojados de sus tierras propició la decadencia de la agricultura, toda vez que el gran propietario se hallaba desvinculado de la tierra, dejando al mando a unos ineptos y brutales capataces que trataban a los campesinos a golpe de látigo en un régimen de esclavismo encubierto, como se ponía de manifiesto en las terribles fincas de henequén.

La apertura de las puertas al capital extranjero permitió la apropiación de las tierras que antes eran de los campesinos por parte de Estados Unidos, Francia, Alemania, España e Inglaterra, mirando únicamente por su propio beneficio y dejando de lado a unos indefensos trabajadores que comenzaron a pasar hambre.

Causas Sociales

El pueblo se encontraba desprotegido por completo, al carecer de una legislación reguladora de los derechos de obreros y campesinos, al no existir un salario mínimo y al ampliar en muchas ocasiones las  penosas jornadas laborales a doce horas y más, razones todas ellas por las que los trabajadores se sentían explotados. Además, los mejores cargos eran desempeñados por ciudadanos norteamericanos.

Causas Políticas

La detestada por el pueblo Dictadura de Porfirio Díaz se mantuvo en el poder durante más de treinta años, al ser el mandatario “reelegido” siete veces como consecuencia de la manipulación electoral. Al concentrar todo el poder en su persona, actuaba a su antojo.

Revolución Mexicana 2

Historia de un levantamiento encabezado por Madero,  Orozco, “Pancho” Villa y Zapata

En 1908, Porfirio Díaz se declaró cansado de ejercer el poder y anunció que no se reelegiría. Lo hizo en el marco de una entrevista para la prensa extranjera y la razón puedo ser la de  dar una cara distinta y democrática ante el exterior.

La esperanza de participar en las elecciones llevó a la consolidación de partidos de oposición con candidatos como Benito Juárez Mata o Francisco I. Madero.

Finalmente, la nueva postulación de Díaz a la presidencia terminó con su nuevo “triunfo” en las elecciones y el encarcelamiento de Madero días antes de su celebración, que no hizo sino acrecentar el número de enemigos del presidente.

Tras escapar de la prisión estatal, Madero se exilió en Estados Unidos, país desde el que promulgó el “Plan de San Luis”, un llamamiento al pueblo mexicano para que se levantara en armas contra el gobierno dictatorial con la promesa de la tan anhelada reforma agraria.

Este fue el punto de inflexión a partir del que se sucedieron las revueltas armadas en distintas zonas de México. Finalmente, el país se levantó en contra de la pretendida reelección de Díaz el 20 de noviembre de 1910, con Pascual Orozco, Emiliano Zapata y Francisco “Pancho” Villa a la cabeza, constituyendo algunos de los principales personajes de la revolución.

En contra de su voluntad, Díaz se resignó a la pérdida del poder al comprobar que el pueblo al completo estaba levantado en armas, firmando un pacto con Madero el 25 de mayo de 1911 en la ciudad de Juárez.

El Plan Ayala y posterior caudillaje

El recién estrenado presidente Madero realizó una serie de reformas políticas a las que se sumó el conocido como “Plan Ayala”, que propugnó Zapata, y que consistió en la distribución de la tierra entre los campesinos, apropiándose él mismo de determinadas haciendas que repartió entre ellos.

Por su parte “Pancho” Villa organizó un ejército popular que distribuía el dinero entre los más humildes, de modo que Madero se ganó la enemistad de conservadores, miembros del clero, latifundistas y Victoriano Huerta, su traidor Ministro de Guerra, quien no vaciló en hacerlo asesinar en 1913 durante la llamada “Decena Trágica”.

Muerto Madero comenzó un cruento período caracterizado por terribles luchas sin rumbo en el que destacan la proclamación de la Constitución de Querétaro en 1917 y el asesinato de Emilio Zapata en 1920.

El gobierno del general Victoriano Huerta fue derrocado por Venustiano Carranza, tras el que gobernaron otros 4 presidentes. Sobresale la figura de Lázaro Cárdenas (1934-1940) que tuvo como pilares de su gestión a la clase trabajadora, a los campesinos y al ejército, sacando adelante el programa de la revolución con una rapidez asombrosa.

A día de hoy no existe consenso entre los expertos sobre quién terminó la revolución mexicana y es más, ciertas voces aseguran que el proceso se extendió hasta la década de los 40 del siglo pasado.

Algunas otras revueltas de las que hoy en día destacamos se encuentran la Revolución Cubana, la asturiana, obtén toda la información haciendo click aquí, la china, de la que puedes saber más, la inglesa, aprende todo sobre ella en esta página, y la americana, de la que puedes saber todo en este post.

Vídeo con la explicación de la revolución mexicana:

Fuentes y referencias: